La zona norte de la isla se caracteriza por conservar algo más puro y virgen el entorno estando menos edificado, aunque toda la isla esconde rincones muy bellos y mágicos.

El pueblo mas cerca de la casa (con posibilidad de llegar a pie, 25 min. aprox) es san Carlos de Peralta, que conserva un encanto muy genuino con la iglesia blanca típica de la arquitectura ibicenca y lugares muy pintorescos que combinan el ambiente mas tradicional y bohemio a su vez como el clásico "Bar Anita", una de las "sedes" del movimiento hippie de los años 60 en la isla y donde se puede además degustar unas "Hierbas ibicencas", licor típico de la isla, hechas por ellos. El pueblo ofrece además una variada oferta gastronómica que va desde lugares tradicionales de comida local, tapas, pizza hecha en horno de leña o heladería artesana y el reconocido lugar que alberga uno de os mercadillos hippies mas emblemáticos, "Las Dalias".

Además, a muy pocos kilómetros (entre 5 y 15 minutos en coche) se encuentran varias de las calas que aún se conservan vírgenes del norte como "Aguas Blancas", Cala Sant Vicent, Pou del Lleo, Cala Boix, Cala Llenya... o  Es Figueral, algo más edificada aunque ideal para familias con niños pequeños por la poca profundidad en la orilla y claras aguas.

Muy cerca de la finca, a poca distancia de la Cala Sant Vicent, se encuentra también la "Cova des Cuieram", templo natural y sagrado donde se encontró el busto de la Diosa Tanit, Diosa de Ibiza. (realizamos visitas guiadas desde la Casa reservando con antelación. Para mas información pueden contactar al mail, teléfono o a su llegada)